Legados de la Anexión Nicoyana
Ampliar Foto

¿Qué ganó Costa Rica con la Anexión de Nicoya?
La Anexión del partido de Nicoya a Costa Rica en 1824, nos ha dejado un gran legado  desde todo punto de vista a nosotros los ticos.
De acuerdo con el doctor en Historia Oscar Aguilar Bulgarelli, gracias a la Anexión Costa Rica ganó económicamente, culturalmente y socialmente muchas cosas.
Económicamente, Guanacaste siempre ha aportado los mejores granos costarricenses.
“Uno iba en los años sesenta y había enormes plantaciones de algodón, de soja, las plantaciones de arroz, de maíz, Guanacaste siempre ha llenado esa necesidad granera que tiene el país,” explicó el historiador.
Hoy en día, el turismo ha complementado esa actividad agrícola de la provincia y las tierras que sumó Costa Rica con la Anexión producen millones de dólares gracias al desarrollo eco-turístico que presenta la zona.
Si hablamos de gastronomía, la Anexión sumo a la comida costarricense la cultura del maíz aportando deliciosas recetas culinarias,  como las siguientes:
ese rico budín de maíz molido llamado tamal asado, que de seguro su mamá o abuela le ha preparado alguna vez; la tortilla grande y palmeada, la chorreada con natilla. El gallo pinto para el desayuno, el tamal de chancho para los diciembres, las rosquillas de maíz, la mazamorra, las tanelas; en fin todos estos platillos y varios más son beneficios que obtuvo el país tras el grito “De la patria por nuestra voluntad.”
Con ese grito también ganamos varias bebidas, como lo son la horchata, la pitarría de Nochebuena que se bebe en las vísperas de navidad o en los rezos del niño. El chicheme para los rezos y las fiestas de la Virgen de Guadalupe o el famoso vino coyol, que al  tomarlo tenga mucho cuidado de no asolearse mucho...
Musicalmente hablando Costa Rica ganó el dulce sonido de la marimba, instrumento esencial en muchas producciones y grupos contemporáneos como lo son Los de la Bajura, Malpaís y Max Goldemberg.
Los ticos agradecemos a la Anexión su producción ganadera que ha surtido de carne al país desde tiempo coloniales, además de brindarnos grandes fiestas taurinas como la monta, las corridas y el toreado con vaqueta.
Otro legado cultural de esta región es la forma tan particular de trabajar la cerámica. Hermosas piezas y diseños se le deben a la región del Partido de Nicoya.
Las tradicionales bombas, retahílas, los uyyuy bajura, güipipias y otros gritos tan nuestros se lo debemos a esa sabia decisión de la alcaldía nicoyana que un 25 de Julio de 1824, decidió hacerse “de la patria” por su voluntad, decisión que debemos agradecer todo el resto de costarricenses.
*Foto tomada de: http://guanacastenoticias.blogspot.com

Otras Noticias







© 2010 Grupo Solera & Castillo, S&C Editores.

Info@lavozdelapampa.com/ redaccion@lavozdelapampa.com
Tel.: 22-91-32-92 / 83-91-59-47


[un proyecto deSirioscr.netSirioscr.net]